<
>

 

Entre finales del siglo XX y principios del XXI nacieron los movimientos antiglobalización, muy inspirados por los foros sociales que se estaban realizando en la localidad brasileña de Porto Alegre. Durante unos años eran muchas las manifestaciones que realizó el movimiento. Sólo tenemos que ver el archivo fotográfico para darnos cuenta de la gente que llegó a convocar. Génova, Barcelona, Madrid, Seattle y tantos otros sitios. 2020 el nacimiento de los gobiernos participativos y la democracia electrónica

Una de las muchas reclamaciones que tenía tal movimiento fue la democracia participativa. Internet estaba en sus inicios como herramienta  masiva y se veía con más suspicacia que como oportunidad. La democracia participativa que se pedía era una con unos componentes més físicos que digitales.

Una vez pasado el movimiento antiglobalización, poca gente se acordó de esta propuesta, hasta el nacimiento de dos opciones, el partido pirata sueco (y su extensión por Europa) y el movimiento 15M en España. En los dos, la democracia participativa y la transparencia tenían un alto componente, y lo más importante, no lo entendían sin el papel de Internet como herramienta colectiva. Internet ya no era la herramienta del amo, era la oportunidad de liberación y expresión  de la ciudadanía.

Con la aparición de Internet, las redes sociales y el mundo de los blogs, los podcasts, los vídeos online y tantas herramientas digitales, nos hemos encontrado en medio de un despertar colectivo.  Como dice la especialista en redes sociales Dolors Reig, hemos vuelto a la plaza del pueblo, a comunicarnos entre todos nosotros. Ya no vivimos aborregados delante de un pantalla, sino que la pantalla es nuestra herramienta de  participación ciudadana.

La ciudadanía quiere participar, gritar, hablar, expresar y crear. Quiere sentir que forma parte de esta sociedad, quiere comprometerse con ella, quiere ver que es un agente activo. Y en ningún momento entiende que si puede participar y opinar con sus iguales, la participación en la gestión de su sociedad se limite a votar cada cuatro años. Firmar un cheque en blanco a políticos nada transparentes y con poca y mala presencia en el panorama del socialmedia hace sospechar más que crear confianza.

Nuevas generaciones de ciudadanos salen de Internet para clamar por lo que es suyo, el derecho de participación. Durante el Movimiento 15m se gritaba a pleno pulmón “lo llaman democracia y no lo es” y no se referían a que lo actual no fuera una democracia. Lo es. Lo es en los parámetros del siglo XIX y XX, pero no en los del siglo XX.

La democracia como herramienta debe adaptarse a esta nueva sociedad que nace para no irse. Darle la espalda es igual a no aceptar la realidad y puede llevar al desastre de partidos obsoletos y jerarquías anticuadas.

Vienen años de luchas intensas donde una ciudadanía organizada y en constante contacto va a dar mucho que hablar. Veremos el nacer de democracias participativas, con voto electrónico, con gestión comuna y lejos de lo que tenemos ahora? no tenemos dudas. Y a la velocidad que van los acontecimientos lo veremos antes de acabar la década.

En el año 2020 esperamos vivir en un lugar donde la opinión de todas y todos sea más importante que la decisión de una sola persona.

Enlace | Dolors Reig

 

Etiquetas: , , el nacimiento de la democracia, democracia participativa, democracia, gif democracia



Últimas fotos