Jerga: rebelarse, abandonar una conducta sumisa y enfrentarse.
Echarse al monte