Wikirevoluciones

Todo empezó una tarde en Islandia. Siguió en el norte de África. Túnez, Egipto… Luego llegó Portugal, con Deolinda cantando a la generación perdida, y finalmente se apuntó al carro revolucionario España. Otra vez ha pasado, y otra vez las herramientas han sido las...