<
>

 

Las plazas del país se han llenado de personas protestando contra una situación política, social y económica que consideran injusta y que según ellos merece mejorar. El pulso con el gobierno ha empezado, y quién le daba pocos días de duración se ha equivocado tanto como quien dijo que la geneación nini jamás saldría a la calle. Pero lejos de querer hacer una valoración política, ni de valorar las propuestas que se están haciendo llegar, al no ser este el espacio pertinente, como emprendedores, que lecciones podemos sacar de lo ocurrido en el 15m y sus acampadas?5 lecciones empresariales que se deberían aprender de los acampados

Nada es imposible. Cree que podrás hacerlo, y lo harás. Nadie creía que la gente saldría, sin embargo, han salido y se está jugando un pulso con el poder. Eso hace un mes, era simplemente inconcebible. Los muros que parece que te cortan el camino, se pueden saltar.

Las cosas requieren su tiempo. Según ellos están indignados, y sus diferencias son palpables. El 15m es profundamente plural. Sin embargo, se han sentado y están hablando para conseguir esos  puntos que les unan a todos y se empiece a luchar por ellos. Quién dijo que los tiempos actuales son estresantes?

Las viejas lecciones ya no sirven. Las acampadas catalanas estaban a la baja hasta que a un Consejero de la Generalitat catalana le dio por enviar a los antidisturbios a limpiarlas. A las dos horas el movimiento 15m resurgía de sus cenizas mucho más fuerte. No siempre las lecciones aprendidas anteriormente, sirven para el mundo actual.

Colaboración vs jerarquización. Si algo se ve en las acampadas es que funcionan como un hashtag de twitter. Todo el mundo dice lo que opina, y entre todos se genera la mejor decisión posible. La Jerarquización sólo deja a un cerebro pensante, y ese, no siempre tiene la mejor solución para un problema. Un mundo nuevo nace en cada plaza.

Cada persona tiene su espacio. Y en cualquier acampada ves como muchas personas son felices al encontrar un espacio de trabajo que les identifica. Quizás, en la gestión empresarial, se nos olvidó las personas y el equipo humano que hay detrás. Ya que cuando existe, y está motivado, nada resulta imposible para él.


Últimas fotos